El último tramo

Título: El último tramo

Autor: Patrick Leigh Fermor

Reseña hecha por: Iván Marcos   @ivanmarcos

Cuando falleció Patrick Leigh Fermor , el bueno de Jacinto Antón  escribió un hermoso texto en su homenaje y dijo aquello de que “Los héroes y los poetas no deberían morir nunca”.

Dolores Payás dijo en aquel Drink time: “Hay personas que aun sin saberlo o  quererlo adquieren una extraordinaria importancia en la vida de los demás. Son hombres o mujeres que convocan mundos y crean paisajes, ventilan horizontes , desvían trayectorias biográficas. Patrick Leigh Fermor era una de estas personas”. el ultimo tramo

Hay algo intangible y emocional que va parejo a la figura de Patrick Leigh Fermor, y como tantos otros sentimientos es algo que no se puede explicar racionalmente.

Sus libros me ayudaron en el momento que más lo necesitaba, y debo decir que todavía lo siguen haciendo. Eso es algo que por si mismo tiene un enorme peso para quererle y admirarle, como escritor, pero también como persona, viajero romántico, eterno aprendiz o estudiante autodidacta.

Sus obras son clasificadas por algunos críticos como auténticas obras maestras que trascienden el mundo de la literatura de viajes. Pero más allá de la calidad de su extraordinaria prosa, hay algo mucho más trascendental y que llega a un lugar inclasificable: el alma de muchos lectores y viajeros.

Por aquí ya hemos reseñado algunas de sus obras, su lograda biografía, sus aventuras por monasterios en Un tiempo para callar” o sus extraordinarios homenajes a Grecia en “Mani” y “Roumeli”. Pero su vida, queramos o no está muy ligada al viaje que marcaría su vida: la aventura que empezaba abandonando su Inglaterra natal y que atravesando Europa a pie tenía como destino llegar hasta la vieja Constantinopla. Aquel viaje fue durante décadas una obra inacabada y que para muchos constituía un halo misterioso y legendario que ayudaba a agrandar la propia leyenda del autor.

Aquella trilogía inacabada empezaba con “El tiempo de los regalos” y continuaba con “Entre los bosques y el agua” con un sugerente Continuará…

El destino quiso que Paddy no acabase aquel viaje en el cruce de caminos de la antigua Constantinopla. Parece evidente que la actual Estambul hubiera sido sin lugar a dudas un buen final para tan emotivo viaje,  pero el camino, la vida o la providencia hizo que su vida quedara ligada a Grecia. Como si de un Lord Byron se tratara , Patrick Leigh Fermor consumía de forma intensa el  placer de vivir como gran exponente del Carpe Diem.

Su vida fue sin duda como la de un personaje sacado del Renacimiento y de un libro de aventuras. Grecia fue el perfecto hogar para mirar el destino de una vida irrepetible y llena de vivencias. Fue allí donde encontró su hogar bajo los abrigos del sabio y antiguo Mar Mediterráneo. El amor por Grecia fue una semilla que le serviría más adelante para disfrutar la vida, pero también para ser el querido héroe de la II Guerra Mundial con el épico secuestro del general Kreipe.

El perfeccionismo en su prosa y los síntomas de la vejez fueron haciendo que la última obra de la trilogía permaneciera sin publicarse. La muerte del autor posibilitó que su biógrafa Artemis Cooper nos regalará un maravilloso repaso a su vida en forma de biografía, incluyendo una parte de aquel viaje que permanecía inacabado. Pero lo que todo el mundo esperaba era poder leer la prosa de Paddy y ver  lo que depararía aquel final de viaje atravesando una parte de Rumania, Bulgaria, Estambul y un final de viaje del que se podía intuir sería Grecia.

Por todo eso y por mucho más debemos decir que el presente libro tiene ese halo de estar ante algo trascendental y tremendamente especial. Como si de una llave misteriosa que abre un cofre secreto se tratase, vamos a tener la oportunidad de recoger el manuscrito inacabado e ir en volandas para poder acabar tan legendario viaje.

La obra  ha tenido que ser publicada cuando Paddy ya no estaba entre nosotros, probablemente de estar con vida se hubiera necesitado más y más repasos debido a  su sofisticada manera de escribir y a su incurable perfeccionismo.

Pero es de agradecer que en vez de quedarse en el olvido como un viaje inacabado podamos llegar a nuestra casilla final, y todo  gracias al talento artesano de la propia Artemis Cooper y del legendario Colin Thubron que tanto quisieron a Paddy.

De nuevo volvemos a estar en camino con Paddy, y es que no hay mejor definición que el legendario y mítico “Solvitur ambulando” ( se resuelve andando ) que le dijo nuestro eterno héroe al también escritor viajero Bruce Chatwin.

Avanzamos pues por lugares legendarios de los Balcanes, cruces por antonomasia entre religiones, pueblos, razas y lenguas para mostrarnos la gran encrucijada del Oriente sureño de la vieja Europa. Lugares donde el viejo imperio otomano todavía mostraba ( y muestra) sus recuerdos y la herencia de los choques que las citadas tierras vivieron durante siglos.

Llegamos a vivir y sentir múltiples aventuras en Sofia, Rila, Plovdiv, Veliko Tarnovo, Varna ,Bucarest el Mar Negro y el monte Athos. Pero también llegaremos a estar en infinidad de lugares perdidos y remotos. Y es que el final del viaje no iba a ser menos que los miles de kilómetros que dejamos atrás en las puertas de hierro. Volamos por Bulgaria y Rumania entre campesinos, intelectuales, hermosas damas, monjes y nobles. Todo ello deja intuir  la mezcla cosmopolita e integradora que siempre marcó la vida de Paddy.

Y si un día  dormimos en camastros populares el otro lo hacemos en cuevas, en palacios o en monasterios. Paddy era querido allá por donde pasaba, bien fuera con estudiantes, campesinos, pescadores, nobles, profesores, prostitutas, monjes de clausura o diplomáticos.

La inigualable curiosidad de Paddy nos lleva a seguir sorprendiéndonos por las extraordinarias descripciones de todo lo que ve. Volvemos a sentir el calor que dan las páginas de los viejos libros que hay en algunas bibliotecas que fueron apareciendo en el camino y en las que tanto disfrutaba.

Quizá la sencillez y la mirada humilde de Paddy sea el legado que mejor le define, como las hermosas palabras que permanecen eternas al dejar el monte Athos y que pueden ser una gran despedida de la propia vida: “Me ha invadido una gran sensación de tristeza al tener que abandonar esta vida sosegada y feliz”.

Como bien dijo Jacinto Antón, estamos ante el último aventurero romántico de nuestro tiempo. Así que ahora , con tan especial viaje acabado, solamente nos queda darle las gracias por todo  a nuestro querido Paddy y brindar en su honor con una copa de raki.

Seguiremos siempre queriéndole y sintiendo su sonrisa  cosmopolita y lectora a nuestro lado. Su recuerdo nos lleva a seguir caminando con nuestra mochila a lo largo de esa maravillosa ruta que forman los viajes del corazón, los libros viejos  y todas las gentes de bien que aparecen en el maravilloso tiempo de los regalos que es la propia vida.

Poco después de morir, encontraron una anotación en uno de los libros que estaba leyendo en sus últimos días: “Amor y bendiciones para todos los amigos, gracias a todos por una vida de inmensa felicidad”.

Gracias querido Paddy.

Publicado en Aventura, Europa | Etiquetado , , , | 6 comentarios

El cuerno del elefante

Título: El cuerno del elefante. Un viaje a Sudán

Autor: Paco Nadal   @paconadal

Reseña hecha por: Iván Marcos  @ivanmarcos

Hay viajes y viajes, algunos tienen motivaciones diversas que nos llevan a elegir un destino  dependiendo de múltiples factores. Las decisiones para ir a un lugar son tan variadas y van a depender de cada viajer@, unos buscan el descanso, otros  la belleza, algunos van en busca de un sueño, la mayor parte lo hacen por la mera curiosidad de ir a un lugar que no conocen y les atrae. cuerno del elefante paco nadal

Hay otros viajes que pueden ir determinados por hechos tan complejos como entender un hecho histórico,  disfrutar un paraje natural o incluso el haber leído un libro. En otras ocasiones el viaje se presenta como un hecho trascendental que nos ayuda a huir de donde partimos o a realizar una búsqueda personal que en muchos casos suele ser interior y más emocional que racional. El presente libro quizá podría clasificarse como una huida o una búsqueda donde la dureza del destino lo refleja.

Paco Nadal es probablemente uno de los autores más reconocidos de España en ese complejo  universo que gira alrededor de los viajes. Su espacio en El Viajero de El País es un blog referencia desde hace años, y son notables sus colaboraciones con los medios tradicionales de televisión o radio. Todo ello es muy destacable y nos demuestra su actividad polivalente que le lleva a ser un referente clave en cualquier tipo de medios, desde los tradicionales a  los  digitales. Y ahora también podemos disfrutar de su faceta literaria, como bien nos lo demuestra el presente libro.

Cabe señalar que se ha unido un autor polivalente con una editorial que hace lo mismo, pues La línea del horizonte ha ido acoplando magistralmente el formato tradicional del libro en papel con los libros electrónicos, los blogs y la actividad en los medios de la web social. La cuidada edición habla muy bien de la forma en la que autor y editorial se han adaptado al mundo de hoy.

Paco es un viajero de esos que ayudan a otros a crecer, transmite empatía y humanismo por los cuatro costados, en definitiva es un tipo campechano, afable, cercano y que desprende simpatía a raudales. La empatía que transmite es algo que sin duda ayuda en cualquier lugar, pero es vital cuando sales al mundo con una mochila al hombro. La empatía es sin duda característica que cualquier viajero que se precie debería manejar y algo que nos ayuda a relacionarnos con nuestros semejantes, algo que en el libro va apareciendo en diversas situaciones que le llevan a hablar con todo tipo de personas que van de extremos,  desde las humildes gentes locales que no tienen nada a diplomáticos.

Además de todo eso, Paco Nadal es quizá la persona que mejor ha sabido ( y sabe) compaginar magistralmente  los medios tradicionales con todo lo que engloba a la llamada web 2.0.Para cualquier periodista y escritor que se precie debe ser un gran estímulo el pasar de escribir entradas cortas en un blog a hacerlo en un libro. El formato, e incluso la temática difiere notablemente, y en el caso que nos concierne  se ha realizado con la maestría que da el saber torear en todo tipo de plazas.

El libro es un viaje  y una búsqueda ( o huida ) del autor, y como si de una ruleta rusa se tratara nos lleva a uno de los países menos recomendables para realizar un viaje:Sudán. Con razón no se iba a encontrar a ninguna pareja en viaje de novios romántico, ni a un grupo organizado o mochileros aventureros. Y es que Sudán en un destino muy complejo que muy de vez en cuando abre titulares por hambrunas o por conflictos étnicos y religiosos.

Viajamos con Paco por un país desconocido y agreste que nos lleva a  un mundo hostil  y real alejado de cualquier tipo de comodidades. La dureza del terreno nos va incrustando arena en las botas y nos va dejando la boca reseca de arena al hacernos participes de la desesperación del autor ante los hechos y situaciones que van apareciendo: transportes complicados, burocracia extrema, alojamientos infames o escasez de alimentos.

Vamos de aquí para allá sin rumbo demasiado fijo, la inmensidad del desierto se une a la gestión que del tiempo hay en el continente africano. Nada puede asegurarse en lo que concierne a horarios de transportes o en la hora de salida o llegada, la paciencia y serenidad africana va apareciendo en el libro y va desgranando hechos que llevan a vivir momentos de desesperación y frustración.

Hay una cita en el libro del gran Bruce Chatwin “Todos necesitan del acicate de una búsqueda para vivir, para el viajero ese acicate reside en cualquier sueño” . Cuesta pensar que Paco Nadal o cualquiera de nosotros fuera buscando un sueño a Sudán, lo que si parece claro es que el destino transformó seguramente al autor en su forma de mirar la vida y el mundo.

El viaje se mezcla también con hechos históricos que ayudan a entender un país tan hostil como desconocido y abandonado a la furia del desierto y los conflictos. La lectura del libro nos  lleva a sentir  sufrimiento, desesperación y melancolía por  caminos perdidos alejados de cualquier ruta viajera.

El plantearse qué hago yo aquí es algo que ya  nos decía el propio Chatwin y sin duda es una pregunta que Paco Nadal se hace varias veces a lo largo del libro al realizar un viaje tan extremo…

Publicado en África | Etiquetado , , , , | 2 comentarios

El retorno de Eurasia

Título: El retorno de Eurasia

Autores: Francisco Veiga y Andrés Mourenza

Reseña hecha por: Iván Marcos  @ivanmarcos

La contraportada del libro empieza con un sugerente texto: “La desintegración de la Unión Soviética en 1991, no solo llevó a la independencia de los cinco “istanes”, o nuevos países soberanos del Asia Central, con todo lo que ello significó. Además, junto con el cambio de régimen en Rusia y el final de la Guerra Fría, posibilitó una relación fluida, a todos los niveles, entre Extremo Oriente y Europa, haciendo realidad la reconfiguración de Asia y Europa en un nuevo macrocontinente. Esa situación implicó la progresiva recuperación del término “Eurasia”, desempolvándolo de las estanterías y cajones donde se guardaba como un viejo trasto que apenas traía a la memoria la teoría de Mackinder y Spykman, las aspiraciones de cierto ultranacionalismo ruso o el relato de la novela 1984 , firmada por George Orwell. El retorno de Eurasia como concepto ha sido gradual, comenzado quizá por una renovada utilización del término en Turquía -país eminentemente eurasiático- y Asia Central, para llegar finalmente a Europa y América”

Y es que hoy en día, con la crisis de Ucrania, todavía estamos viviendo algunas de las consecuencias de aquel derrumbe de la Unión Soviética. Aquel hecho marcó el final de una época e infinidad de consecuencias en el inicio de otra. Para una parte del mundo aquellos hechos supusieron un enorme cambio geopolítico, económico y social. El presente libro nos lleva a entender parte de todo ello, como bien nos dice el subtítulo del mismo “1911/2011- Veinte años del nuevo gran espacio geoestratégico que abrió paso al siglo XXI”el retorno de eurasia

Sigo desde hace años a Francisco Veiga, un profesor de Universidad que es un auténtico experto en los Balcanes. En el presente libro , Veiga coordina con Mourenza de forma magistral un libro escrito por diversos autores que nos llevan a entender hechos tan dispares como las revueltas de Kirguistán, el polvorín de Afganistán o la realidad de las últimas décadas en Irán.

Hace tiempo llegué a Eurasian Hub y desde allí he ido recibiendo información de esos países a medio camino entre Occidente y Oriente. Mi fascinación por esa zona del mundo choca con la dificultad que a menudo resulta viajar por esos países, donde todavía impera la burocracia y unas formas de hacer que distan años luz de lo que estamos acostumbrados en Occidente o en  países de Asia donde ir de viaje es algo plácido.

Con el paso de los años he ido conjugando la lectura con el pisar el terreno en algunos viajes por Rusia, Uzbekistán o Kirguistán. Fue allí donde pude entender ( y porque no decirlo sufrir) algo de la enorme complejidad e Historia de la vieja URSS.

En el libro van apareciendo lugares que podrían entrar directamente en ese concepto eurasiático como son Turquía y el Cáucaso. No obstante, y para llegar  a una compresión más amplia y poder  entender también debemos enlazar a la influencia de las Repúblicas de Asia Central, Irán o incluso la lejana China .

Y es que no debemos olvidar que en la zona de Xinjiang cuenta con una población uigur que es de religión musulmana. Por todo ello, entender el Turquestán, es entender parte de un escenario clave a nivel  geopolítico, estratégico y energético . Todo ello nos  viene a recordar el Gran Juego que antaño tuvieron Inglaterra y Rusia.

Destaca el conocimiento y variedad de los autores que han escrito el libro, que oscila entre periodistas, profesores o diplomáticos. Todo ese conglomerado de autores y países se acopla perfectamente para llevarnos a entender una  fascinante zona del mundo donde se mezclan por un lado los diversos intereses de las grandes potencias y por otro el enorme legado cultural e histórico de infinidad de pueblos y religiones.

Y de fondo la geopolítica para ayudarnos a entender el presente a partir del pasado reciente o antiguo. Pueblos fascinantes y países que ayudan a ver desde otro prisma algunos de los hechos claves de las pasadas décadas, desde las guerras de Afganistán a la caída de la URSS pasando por los juegos de poder por los recursos naturales de una parte del mundo que no siempre sale en los medios de comunicación de masas.

Y como dijo Mackinder:  El Heartland o Área pivote se encuentra en el centro de la Isla-Mundial, se extiende desde el río Volga hasta el Yangtze y desde el Himalaya hasta el Océano Ártico.”

En definitiva, una obra fascinante e imprescindible para entender el mundo.

Publicado en Geopolítica | Etiquetado , , , | 2 comentarios

La huella roja

Título: La huella roja. Historias de la Rusia postsoviética en el cambio de milenio

Autor: Luis Marías López @LuisMatiasLopez

Reseña hecha por: Iván Marcos @ivanmarcos

Probablemente Rusia marcó como ningún otro país el pasado siglo XX. Sus luchas de poder, la Revolución que marcaría el paso al Comunismo, la creación de las Repúblicas Socialistas Soviéticas bajo un mismo bloque, la crudeza y el horror de sus guerras, la Guerra Mundial que allí se llama Gran Guerra Patriótica, la barbarie del Gulag, la guerra fría…. Todos son por si mismos unos enormes hechos históricos que marcaron el destino del mundo. Y todo ello sigue vigente en la memoria de un pueblo que veía como aquel sistema hizo aguas al final del siglo XX con la caída del bloque soviético. la huella roja

Por todo ello vale la pena leer la presente obra, un libro que nos lleva de forma amena a vivir algunos momentos claves del último siglo.

Y es que cualquiera que lea las historias que aquí se narran va a poder navegar en las entrañas de un país que sigue estando de actualidad. Rusia nunca deja indiferente a nadie, sus dimensiones y sus contrastes han hecho de ella un país que  debido a su poder sigue marcando una gran parte de la geopolítica mundial.

La actualidad política con Ucrania no deja de ser una consecuencia de los hechos de una historia ligada a la de Rusia. Imperios que aunque se desvanecen siguen en el inconsciente de millones de rusos y de su propia historia.

El libro nos lleva a historias humanas como buena obra periodística, pero también lo hace a la realidad histórica y geopolítica, de tal manera que nos permite entender la realidad del país con algunos hechos fundamentales.

Atravesamos por algunos de esos hechos claves de la propia historia rusa, pero también ello nos sirve para tratar de entender un mundo actual en que siguen siendo clave muchos hechos ligados con Rusia. Los casos que van apareciendo nos muestran unas gentes que muchas veces son víctima de los hechos que ocurren bajo el territorio o la influencia de Rusia.

La dureza de su clima y la resistencia de sus gentes ha hecho que casi siempre acepten la realidad como les viene, por muy dura que sea. Un sistema centralizado por dirigentes autoritarios han marcado desde siempre la idiosincrasia del pueblo, desde los antiguos zares, al partido comunista, los oligarcas o el actual mandato del controvertido Putin. Aquel dicho eslavo decía que “San Petersburgo era la cabeza de Rusia, Moscú era su corazón, pero Kiev era su madre”.  Más allá de la importancia vital de esas tres ciudades, cabe preguntarse donde encaja la otra Rusia y antigua URSS. Por delante en el país más grande del mundo tenemos la inmensidad de la estepa o la tundra, la lejanía de una tierra  rica en minerales Siberia, por no hablar de aquellas antiguas repúblicas de Asia Central que nosotros llamamos tanes.

Pasamos páginas que emanan  aromas del buen periodismo de reportero, y con la belleza que supone pisar el terreno nos encontramos con algunas de las realidades que han asolado a  Rusia: El Gulag, el clima inhóspito, la corrupción de las mafias , el poder de los servicios secretos y del Estado, la hecatombe de Chernóbil, la Guerra Mundial o la de Chechenia, el desastre del hundimiento del submarino Kursk con sus tripulantes a bordo. Hechos que se van desgranando con una prosa sencilla y didáctica que se acopla a un humanismo tierno y delicado que desgrana situaciones diversas o variopintas que pueden ir desde la muerte  a los sinsabores del pueblo oprimido o el derroche de los nuevos ricos.

Un libro imprescindible para todos aquellos interesados en la Historia de un país tan enigmático como fascinante. Tenemos una obra que marca la experiencia vital de un periodista de raza y con mucho mundo al que pudimos leer antes en El País y ahora en Público.

Publicado en Periodismo, Rusia | Etiquetado , , | Deja un comentario

España, de sol a sol

Título: España, de sol a sol

Autor: Alfonso Armada @alfarmada

Reseña hecha por: Carlos Valadés  @carlosvalades

Se cumple el 75 aniversario de la guerra que asoló nuestro país, dividiéndolo, fracturándolo posiblemente para muchos lustros. Nuestra península ibérica, es la que recorre el periodista Alfonso Armada en un cuaderno de bitácora que se convierte en una tour de force durante un mes y medio, visitando y describiendo un sitio diferente cada día. españa de sol a sol

Un Phileas Fogg patrio que recorre España con los ojos de un extranjero, que intenta desnaturalizarse, separarse del embrión nacional donde creció para descubrir la cara b de nuestro país, transitando carreteras secundarias, recorriendo pueblos y ciudades que constituyen el Off Off del habitual recorrido turístico de sombrilla y arena.

Parajes con una carga teatral digna del siglo de oro, como la localidad manchega de Almagro, donde un servidor tuvo la ocasión de ver al Brujo en el corral de Comedias en una noche que se prestó al vodevil,

¡Ah! ¿No es cierto, ángel de amor, 
que en esta apartada orilla 
más pura la luna brilla
 y se respira mejor? 
 

pero eso es otra historia…

Pueblos costurados por las carreteras comarcales, sometidos al abandono de los más jóvenes, donde los lugareños pasan el tiempo echando la partida en un bar que multiplica sus funciones, club social, casa de apuestas, estanco y a ciertas horas de la madrugada, confesionario.

O la Costa da Morte, donde los navíos naufragaban a pares y la muerte mutó su disfraz durante los ochenta para reinventarse en forma de heroína por gracia de unos aprendices galegos de don Vito, Los Charlines, Laureano Oubiña, Sito Miñanco…hasta la operación Nécora (Habría que dar un merecido reconocimiento a la persona que bautiza a las operaciones policiales. Tengo especial debilidad por las operaciones Pokemon y Guateque).

Los perfiles de gente corriente vertebran el libro de Armada, como el de José Gutierrez, inventor de los carbayones, que da nombre al gentilicio de los ovetenses, o como la humildad de los jugadores del Numancia, David en una competición de Goliats o el de Gabriel, inmigrante subsahariano, perdido en la blancura laberíntica de los plásticos de El Ejido, donde ser negro o árabe te estigmatiza con un sello para vivir sin papeles en chabolas sin agua corriente ni electricidad, en los arrabales de la sociedad de consumo.

Mención especial a la visita de El Toboso, lugar de la sin par Dulcinea, amada del ilustre hidalgo Alonso Quijano donde el periodista sondea cuanta gente ha leído el Quijote donde más sentido geográfico tiene hacerlo. Un libro venerado en un país de Quijotes, y por desgracia, cada vez más Sanchos.

El road trip continúa hacia el sur. Oropesa, Marbella y Algeciras, donde la vergonzante cifra de muertos en las aguas del estrecho no para de crecer, y los cuerpos son enterrados en fosas comunes, apartados en las escombreras de Europa, escondidos bajo la alfombra, ocultos, y que posiblemente jamás serán reclamados por sus familias, que seguirán soñando con un hijo que se atrevió a intentar la aventura del primer mundo.

Los versos de Antonio Machado, el poeta que camina, aún siguen vigentes:

La España de charanga y pandereta, cerrado y sacristía, 
devota de Frascuelo y de María, 
de espíritu burlón y de alma quieta, 
ha de tener su mármol y su día, 
su infalible mañana y su poeta.

 

Publicado en Europa | Etiquetado , , | 2 comentarios

Las columnas de Hércules

Título: Las columnas de Hércules

 Autor : Paul Theroux

Reseña hecha por: Alicia Ortego   @Alisetter

El Mediterráneo es uno de esos “submundos” que la imaginación del viajero crea para sí mismo y sus objetivos. Igual que la Ruta de la Seda, Asia Central, el Sudeste Asiático… Son regiones que por la historia que han vivido y la que están viviendo, resultan atrayentes como un conjunto, sea compacto o no (a menudo no lo es).columnas hércules

Paul Theroux se planteó uno de estos objetivos viajeros. En el año 1994 decide recorrer la orilla del Mediterráneo “de cabo a rabo”, o mejor dicho, “de columna de Hércules a columna de Hércules”: de Gibraltar a Ceuta.

Quería hacerlo por tierra y/o mar, nunca por aire.

Me atrajo la idea, expresada ya en la contraportada, y también el nombre de Paul Theroux del que creo recordar que no había leído nada hasta entonces… ¿o sí? Sigo sin recordarlo. Me atrajo la idea en aquélla tarde madrileña, en la librería Altaïr, a pocos días de cerrarse definitivamente (o por un periodo largo) por culpa de la crisis.

P. Theroux contaba con todo el tiempo que quisiera, y unos fondos seguramente nada despreciables aunque se empeñaba en huir del lujo. Pero en más de una ocasión señala que no lo escoge porque no quiere. Y en alguna ocasión cede. También comenta precios que personalmente no me parecen tan razonables como sostiene, por ejemplo los 900 $ por un crucero de 12 días, siendo un barco más bien oxidado.

Por aquéllos años el Mediterráneo no estaba nada tranquilo. Un momento, ¿lo ha estado alguna vez? En fin. En 1994 la guerra de la Ex Yugoslavia continuaba. Por supuesto la ocupación israelí continuaba y estaba en un momento álgido de violencia. En Argelia los islamistas radicales iban a por todos los extranjeros que pudieran degollar y la policía también participaba cometiendo asesinatos e instigando el conflicto.

El viaje comienza en Gibraltar, al que dedica no pocas páginas… con bastante sorpresa y a veces estupor me adentré en los primeros capítulos, que continúan por la costa española. El punto de vista de un estadounidense de mediana edad se encuentra con una burbuja inmobiliaria en pleno desarrollo, y busca las corridas de toros a un nivel que personalmente me exaspera. Concluye varias veces que parece que lo único que interese a los españoles sea el horrible espectáculo de los toros (que él mismo experimenta en Mijas, empeñado en encontrarse cara a cara con el espectáculo que fascinó a Hemingway), seguido del fútbol, y que la pornografía ocupa una gran superficie de los quioscos de prensa. También sentencia que a pesar de ser gente amable, los españoles no quieren hablar con él de Franco. En el año 1994.

Logra enfadarme un poco y llegué a pensar que tendría que coger con pinzas su criterio cuando llegara a los lugares que no conozco, dado que sus análisis son bastante simplistas. Unos cuantos capítulos después tengo que darle la razón en lo que cuenta de algunos otros lugares, y también de la España de la primera mitad de los 90s que ha retratado… pienso que efectivamente puede ser una imagen bastante acertada, especialmente si uno se mueve por los barrios y bares más cañís de la costa levantina, que además en invierno aparece como arrasada y en suspenso a la espera de los turistas. En cualquier caso, nunca nos viene mal saber qué impresión damos al otro, y encajarla como podamos.

Francia no sale bien parada ante la aguda mirada de viajero experimentado, quizá un poco cascarrabias, de curioso humor. El racismo que encuentra en la Riviera, las señoras con sus perritos y los detritus de éstos por todas partes… si bien en la Provenza logra entender a Van Gogh.

En Italia en cambio se vuelve más amable. Se siente bien acogido, y disfruta (por fin) de la comida.

Se empeña y consigue llegar a la ya extinta Yugoslavia, en la que aún suenan las bombas y los militares van y vienen entre los refugiados, los que acaban de volver a su Dubrovnik medio derruido… Quiere ir a Mostar pero no lo consigue (unos meses después destruyen su famoso puente romano), y se encuentra rodeado de agujeros y dolor, personas aún en shock, niños histéricos y violentos que están mimetizando el horror de la violencia en que se crían.

Aquí el relato es dramático, absorbente y muy triste. Y él viajando por el simple placer de hacerlo, en los escasos buses, trenes y transbordadores… acusando anímicamente el bienestar vivido en Triestre apenas 2 días atrás. Tremendo.

Cabezota él, continúa hasta Albania aunque para ello debe volver a Italia por mar e invertir 4 días. Esto lo tendrá que repetir en varios puntos del Mediterráneo. No era su ideal, su objetivo, pero debe hacerlo así si no quiere poner en peligro su vida… o sencillamente porque las fronteras se lo impiden.

Albania es terriblemente mísero, según Theroux. Pobres de solemnidad “pero con caras europeas” le rodean y él se sobrecoge por la tremenda realidad que no quiso creer cuando se lo advirtieron antes de zarpar. ¿Recordáis aquéllos cargueros llenos hasta los topes de albaneses, que querían desembarcar en la Europa rica (Italia o Grecia) y que eran rechazados puerto tras puerto? Hablamos de esos años.

Al salir de Albania tiene que volver a Italia y casi sin darnos cuenta el autor se ha embarcado en un crucero de super-lujo que recorre buena parte del Mediterráneo. Desde la barandilla de éste redescubre el Mediterráneo que ya había recorrido antes por tierra. Las orillas de la Costa Azul se ven distintas, los pueblos son mucho más pintorescos y los colores mucho más intensos. Un montón de postales bellas y pintorescas se acumulan en su mente, y parece que está en otro sitio.

El paso por Grecia es casi tan “destructivo” como por España, o al menos así me pareció. Además Theroux se declara poco o nada interesado por las ruinas.

En cambio Estambul se lleva muchos piropos. ¡Casi le temía, ja, ja!

Allí intenta conseguir el visado para Siria pero le dan largas constantemente y descubre otro crucero que se dirige a Egipto e Israel, así que deja aparcado el objetivo de Siria y se embarca. Este es un crucero “cutre”, nada que ver con el anterior. Aquí predomina el óxido y todo está inundado por el humo de los pasajeros fumadores, todos turcos de clase media. Poco a poco se hace un sitio entre ellos, a quienes califica de muy amables, y llega a Alejandría, donde se escapa a El Cairo para entrevistarse ni más ni menos que con Naghib Mahfuz, convaleciente en el hospital porque acaba de ser apuñalado por un fanático religioso.

Después llega a Israel y éste es otro de los capítulos más interesantes para mi. En varias ocasiones recuerda la cantidad de millones que éste país recibe de EEUU, en concepto de “ayuda”, para posibilitar su prosperidad y defensa.

Theroux es claro: allí la gente habla en tono agresivo e impositivo, la entrada en el país con registro e interrogatorio (la salida, igual) es de una gratuidad inaceptable, y estar rodeado de armas de fuego constantemente, muchas apuntándole descuidadamente es una sensación desagradable. Las armas generan violencia. La intención de matar está implícita en aquél que lleva un arma.

Sin embargo, y sorprendido ante sí mismo, se siente “personalmente” seguro.

Termina de nuevo en Estambul y por tierra avanza por la Turquía rural hasta llegar a la frontera con Siria, donde logra entrar. Ay, Siria, hoy está siendo destrozada y aniquilada por los suyos, entonces se vivía bajo el régimen de terror del caudillo, omnipresente en todos los carteles y oculto en las conversaciones (ni su nombre quieren pronunciar).

Después de atravesar Jordania, vuelve al mar y acaba en el lado turco de Chipre, donde intenta pero no puede pasar al lado griego.

Otra imagen desoladora y sin sentido de este Mediterráneo que parece tan apacible, tan luminoso, tan pintoresco, tan bonito, tan ideal… en nuestras mentes.

El resto del viaje en una sucesión de idas y venidas por el mar para evitar Libia y Argelia, entonces no visitables, y llegar a Túnez, que es como una isla de paz y secularismo en este lado del Mediterráneo (hasta la Primavera árabe). ¿Y ya está hecho? Pues no, resulta que no puede cruzar a Marruecos desde allí porque el mal tiempo impide que naveguen los transbordadores y por tierra no es factible así que… vuelta a Italia, de ahí y Francia, de ahí a España donde lo intenta desde Málaga pero el transbordador tiene que dar la vuelta por el temporal, y por fin se vuelve a encontrar en el Estrecho de Gibraltar donde tras 6 días de tensa espera, por fin puede cruzar y llegar a Tánger donde busca a Paul Bowles (y le encuentra, también al final de sus días), y finalmente Ceuta.

Qué grande es el Mediterráneo. Qué complejo. Qué belicoso.

Un libro absolutamente recomendable. Le odiaréis o le querréis, pero en cualquier caso las tribulaciones de un viajero por tantos países y tantas situaciones merecen la pena.

Publicado en Europa, Mar | Etiquetado , | Deja un comentario

Modotti.Una mujer del siglo XX

TítuloModotti.Una mujer del siglo XX

Autor:  Ángel de La Calle 

Reseña hecha por: Iván Marcos  @ivanmarcos 

Contar una historia a través del dibujo es una buena forma de hacernos llegar una realidad, aunque hacerlo sobre la vida de una persona no es algo que abunde. La complejidad de retratar una biografía mediante el cómic es algo que resalta el excepcional trabajo del presente libro.

Estamos ante una novela gráfica que nos lleva a diversos lugares del mundo a través de la vida de una mujer con una vida muy intensa, la fotógrafa Tina Modotti. Su vida, puede considerarse la de una mujer adelantada a su tiempo que vivió con pasión, tanto en sus faceta personal como en la profesional. La vida en una época convulsa del mundo se entiende a través de su activismo político y en el de algunos de sus amigos, unas décadas en el periodo de entre guerras donde México destacaba como encuentro y refugio de intelectuales y militantes políticos. La actividad frenética de aquellas décadas fue un choque ideológico entre bloques como el comunismo y el fascismo.modotti cover

La vida de Modotti nos lleva en una gran parte de la obra a Ciudad de México, pero también lo hace a Berlín y Moscú, con una escala en España durante la Guerra Civil.

A modo de viaje en el tiempo también se produce un encuentro actual en Gijón, lugar en  el que transcurren muchas de las conversaciones del creador del libro Ángel de La Calle  con Paco Ignacio Taibo II, fundador de la Semana Negra de Gijón.

La vida de Modotti es la de una adelantada a su tiempo, mujer independiente y de un talento arrollador como fotógrafa. La mayor parte del libro no se centra en su trabajo como fotógrafa, lo hace más en su activismo político en unos años en que una buena parte de la intelectualidad abrazaba el comunismo.

Por el libro van pasando algunos de los hechos políticos y sociales acontecidos durante los año 20 y 30 del pasado siglo. Modotti era de origen italiano y como tantos otros llegó a una nueva vida en los Estados Unidos, el país que posteriormente chocaría contra aquella URSS que muchos idealizaban.

Desde la soleada California con sus primeros escarceos holliwodienses  empezó a dirigir su camino personal y profesional gracias a su belleza y al talento para las artes. Su vida le llevaría posteriormente a México donde durante un tiempo pudo centrarse en su trabajo. En ese tiempo se produjo el encuentro con intelectuales de talla universal como Diego Rivera, Frida Kahlo o el propio Pablo Neruda.

La intensidad en su vida nos va llevando por las relaciones amorosas con muchos de sus amantes y parejas, algo que en aquella época era visto con malos ojos por una sociedad eminentemente conservadora. Una vida nómada y libre fue marcando el camino de una intensa vida que le llevó a vivir hechos fundamentales entre las dos ideologías del siglo XX: el comunismo y el fascismo.

La intensidad de la vida y la muerte se mezclan en el libro con algunos hechos políticos claves del pasado siglo XX. Las miserias del comunismo y el enfrentamiento entre bandos va apareciendo otras veces para mostrarnos levemente con insinuaciones las miserias de aquel supuesto paraíso soviético  que se iría convirtiendo en tierra de gulag y miseria.

Una gran obra del cómic que ha sido premiada por el enorme talento de su creador para contarnos tanto la vida de una mujer única e irrepetible como un tiempo clave de la Historia del siglo XX.

Publicado en Biografías, Cómics | Etiquetado , , | Deja un comentario