Por eso me llamo Giovanni

Título: Por eso me llamo Giovanni

Autor: Claudio Stassi

Reseña hecha por: Iván Marcos  @ivanmarcos

Hay hombres y personas que son recordadas por sus hechos y por su obra, el juez Giovanni Falcone es sin duda una de ellas. Su lucha contra la mafia fue sin duda un hecho que día la vuelta al mundo, lo mismo que lo hizo su trágica muerte con su macabro asesinato. por eso me llamo giovanni

El libro del que hoy hablamos es una novela gráfica que mediante el dibujo y sus cuidados textos nos ayuda a entender las razones que llevaron a un padre a llamar Giovanni a su hijo. A menudo y como sucede tantas veces en la vida, las pequeñas historias se cruzan con las grandes para conformar un conjunto de casualidades inesperadas.

El libro también nos ayuda a entender una tierra hermosa como la siciliana, que quiera o no lleva parejo en su historia reciente la presencia ( visible o no) de la mafia. La Omertá como código de honor y del silencio que como la propia entrada de wikipedia nos define:

Omertá es el código de honor siciliano que prohíbe informar sobre los delitos considerados asuntos que incumben a las personas implicadas. Esta práctica es muy difundida en casos de delitos graves o en los casos de mafia donde un testimonio o una de las personas incriminadas prefieren permanecer en silencio por miedo de represalias o por proteger a otros culpables. En la cultura de la Mafia, romper el juramento de omertà es punible con la muerte.

El término italiano omertà es de origen incierto. Se encuentran trazos de su uso ya a partir del año 1800. Algunas teorías sobre su origen la relacionan con la palabra latina humilitas (humildad), que será después adoptada a los dialectos de Italia meridional y modificada en umirtà. De la forma dialectal se puede entonces llegar a la forma italiana actual.

El libro nos lleva a la historia de un padre con su hijo y a la vida de Giovanni Falcone. También lo hacemos a los lugares de Palermo y al epicentro de los hechos alrededor de la vida del juez anti mafia. La vida no era nada fácil para aquel juez valiente que no podía salir de casa y que estaba siempre protegido por unas extremas medidas de seguridad.

La vida en un colegio y el robo de dinero por el chico malo del colegio se convierte en un chantaje y omertá particular que los niños aceptan como luego se ve en los negocios sicilianos que también deben aceptar  ese “impuesto” no escrito que se cobra la mafia.

Una obra tierna y fascinante  en forma de historia que nos  ayuda a entender la vida de un hombre bueno a través de la de un niño y un padre sicilianos.

Publicado en Cómics | Etiquetado , , | Deja un comentario

A Moscú sin Kaláshnikov

Título: A Moscú sin Kaláshnikov

Autor: Daniel Utrilla    @Daniel_Utrilla

Reseña hecha por: Carlos Valadés @carlosvalades

El mismo día que Daniel Utrilla llegaba a este mundo, dos cosmonautas rusos nacían por segunda vez al ser rescatados de la fallida misión espacial Soyuz 23 en las heladas aguas del lago Tengiz, en Kazajistán.a_moscu_sin_kalashnikov_de_daniel_utrilla_5462_570x-195x300

Desde el minuto uno, la rusofilia de Daniel ha ido in crescendo, hasta fijar su residencia en el país más extenso de la tierra , primero como corresponsal de “La Razón“ y luego de “El Mundo” hasta hacerse el escritor que ahora es.
Su amor por Rusia es solo comparable a la pasión que siente por el Real Madrid. Precisamente fue un jugador de la sección de baloncesto del Madrid, el mítico Chechu Biriukov, el primer contacto con la antígua Unión Soviética del que es consciente Daniel.

En este vídeo premonitorio, el Real Madrid de Biriukov se enfrenta a un Sabonis colosal vistiendo la camiseta de la URSS, que rompía el tablero como lo haría la Unión Soviética después, y el mismo Arvidas, defendería la camiseta lituana años más tarde.

11 años de corresponsalía dan para mucho, y una de las primeras noticias a cubrir por Utrilla fue la masacre de la escuela de Beslan que terminó con la vida de 330 muertos, 171 de ellos niños.

Asimismo, Daniel asiste al lanzamiento del primer astronauta español, Pedro Duque, a la estación espacial internacional, lo que constituyó un hito para nuestro país, como antes lo había sido para la Unión Soviética tener el honor de ser los pioneros en lanzar el primer hombre al espacio.
En menos de siete años Rusia ganaba por varios cuerpos de distancia a los Estados Unidos en la carrera espacial al lanzar el Sputnik, la perrita Laika y a Yuri Gagarin a orbitar.

Inevitablemente siempre me acuerdo de esta broma sideral.

Las enseñanzas del gran Julio Fuentes, al que sustituiría en Moscú, los primeros amoríos rusos, la idiosincrasia del carácter soviético, y su adorado Tolstoi, el cuerpo incorrupto de Lenin, una entrevista con el urólogo en posesión del pene de Rasputín, las conversaciones futboleras con el taxista más fanático del Real Madrid en pleno centro moscovita, la búsqueda del cementerio de caballos de los zares a las afueras de San Petersburgo, el personaje de Igor Burtsev y su azarosa vida en busca del Yeti, la entrevista con el líder del partido Nacionalista Liberal, Zhirinosvki que amenazó al mundo con utilizar un arma secreta crea-tsunamis , la secta que tenía al mismísimo Francisco Franco como si fuese un santo y al que rezaban oraciones, la improvisada actuación junto a la Orquesta Mondragón en pleno Moscú, la historia del espía Lugovoy supuesto autor del empacho de Polonio de Litvinenko, y sus referencias a mi admirado Collin Thubron, que ya recorrió el país en plena guerra fría o a Vladimir Nabokov, hacen que la lectura de este libro sea como tomarse un doble vodka Stolichnaya desde Rusia con amor.

Aquí la entrevista que le hacen en Jotdown. Me quedo con una doble cita en las páginas finales:

“El arte no es sencillo” Nabokov
“Helarte no es sencillo” Utrilla.

Publicado en Periodismo | Etiquetado , , | Deja un comentario

La emoción del nómada

Título: La emoción del nómada

Autor: Miquel Silvestre  @miquelsilvestre

Reseña hecha por: Iván Marcos  @ivanmarcos

Emoción y nómada son dos palabras  profundas y hermosas que dicen muchas cosas, ambas se unen de forma maravillosa en el presente libros de viajes. A lo largo de las  más de cuatrocientas páginas de aventuras que hay en el libro, Miquel Silvestre tiene la capacidad de emocionarnos muchas veces, tanto por experiencias propias como por situaciones que acontecen con infinidad de personas entrañables y buenas.emocion nomada miquel silvestre

El bueno de Miquel ha estado durante muchos años luchando de forma quijotesca para recordar a los grandes exploradores españoles que han sido olvidados por políticos mediocres y por libros de Historia que no recuerdan a muchos de los que se fueron hace siglos a descubrir mundo.

La suya ha sido  una aventura para honrar y recordar a gente tan grande como  Ruy González de Clavijo en Samarcanda, Pedro Páez en Etiopía o el Capitán Francisco de Cuéllar en Irlanda.

En la vida, siempre he tenido como ejemplo a gente honrada , trabajadora , humanista y soñadora. Personas que demuestran como lo imposible y una gran parte de los sueños se pueden alcanzar a base de constancia, trabajo, perseverancia  y  luchar en que uno cree. Miquel es una de esas personas que de forma independiente se lo  ha currado a base de mucho trabajo, esfuerzo, y sobre todo de creer en que se pueden conseguir las cosas.

Tuve la suerte de conocer a Miquel en Estambul cuando regresaba de su Embajada a una legendaria Samarcanda que yo también pude visitar en busca de aquellos fantasmas y sombras de la legendaria Ruta de la Seda. Fue un encuentro breve al final de la tarde que nos llevó a compartir unas cervezas y una cena. En la vieja Constantinopla pudimos conversar durante varias horas sobre  libros, viajes y el caos de Asia Central.

Nicolás Bouvier nos decía aquello de que “Uno cree que va a hacer un viaje, pero enseguida es el viaje el que lo hace a él”. Y la verdad que eso es algo que se nota en ciertos viajes de larga duración , es una evidencia palpable eso de que los kilómetros recorridos van parejos a un conjunto de emociones que tienen que ver evidentemente con el propio viaje, pero sobre todo con las personas que aparecen en el camino , seres humanos que sin nosotros quererlo van siendo un reflejo del viaje,  de la vida y de nosotros mismos.

Una buena parte del libro, quizá  la más personal, dura y fascinante tiene lugar en el caos de  Asia Central, en los famosos tanes que conforman nuevos países a partir de los restos de aquellas antiguas repúblicas soviéticas donde el viaje se convierte en una aventura, pero también en un suplicio y en una prueba constante.

Allí ,en la lejana Asia Central ocurren situaciones de todo tipo, mucha burocracia, e infinidad de problemas que vienen de la  la herencia de tantas décadas bajo el yugo soviético, pero también encuentros con muchos tipos de personas, desde locales a aventureros viajeros.

En el libro también aparecen otros enclaves míticos como Budapest, Estambul, Petra o el caos de los lugares santos entre Israel y Palestina.

He saboreado el libro con calma, con la serenidad apropiada que se merecen ciertas cosas buenas. Tengo infinidad de subrayados , algo que ha hecho que ciertas frases permanezcan en mi memoria y en mi subconsciente.

“Paraba en el lugar que se me antojaba. Y miraba. Miraba al mundo, las gentes, los paisajes. Y escribía. Escribía sentado en una terraza con una copa de vino o un café”.

” Es un buen día, uno de esos días tranquilos en los que sólo pasa la vida y eso es ya algo extraordinario. Un día es el que la felicidad se asoma por los visillos sin querer molestar ni hacerse demasiado presente”.

“Me empiezo a sentir  definitivamente conectado a la tierra que recorro con tanto gozo y también con tanto sufrimiento. Del paraíso al infierno en el mismo día. Ha costado mucho y padecido lo indecible en este viaje. Todavía me queda un duro camino de regreso, pero la felicidad del viajero ya corre desbocada por mis venas. Mientras camino hacia mis amigos me dijo- Esto es lo que has venido a buscar y por fin lo has encontrado-“.

Pero de todas las reflexiones de Miquel, sin duda las que siempre recordaré y guardaré en el corazón son las del capítulo de la catedral de Tashkent, la capital uzbeka fue un lugar de reflexión interior que emociona:

“Lo severa que ha sido mi vida desde que abandoné aquella plaza de registrador de la propiedad. El miedo, el frío, el calor, el cansancio, la sed y el hambre.  América, Europa, África, Asia. Y siempre tanta suerte, tantísima buena suerte. Una suerte que acaba siendo increíble de tan reiterada, que es necesariamente inaceptable como pura casualidad”.

” Ahora por fin entiendo que era necesario el sufrimiento, el largo camino hasta aquí, Durante éste he aprendido quién soy y quénes son los demás. Me he caído del caballo del escepticismo y la isontropía. La carretera, los desiertos y las selvas me han enseñado que ningún hombre es una isla, que nunca podría haber sobrevivido por mis propias fuerzas, que en realidad nunca he estado solo y que en realidad siempre ha habido alguien al otro lado.”

” En estas lágrimas varadas en la catedral de Tashkent hay coagulado un conocimiento nuevo que aún me llevará mucho tiempo asimilar y reconocer”.

“El triunfo está en aceptar y no en comprender. Pero eso lo aprenderé mucho más adelante. Dentro de miles de kilómetros y toneladas de polvo”.

Me alegro mucho de haber conocido a Miquel en aquella tarde-noche de Estambul y debo decir que su autenticidad se transmite en su pasión por el viaje, la aventura y el arte de juntar palabras.

Su éxito es la de un autor que encabeza el listado de libros de viajes más vendidos y que le ha llevado a protagonizar un fascinante viaje documental  en La 2 de Televisión Española.

Un libro fascinante de viajes, pero también las reflexiones de un Miquel que recorre el mundo a lomos de una BMW ( que llama Gorda) para recordarnos que debemos luchar y esforzarnos para aprovechar la vida e ir en busca de nuestros sueños.

Gracias Miquel.

Publicado en Viajes | Etiquetado , , | 2 comentarios

Los caminos del mundo

Título: Los caminos del mundo. Viaje desde Yugoslavia hasta la frontera con la India

Autor: Nicolas Bouvier

Reseña hecha por: Iván Marcos   @ivanmarcos

Hay una frase del presente libro que nunca voy a olvidar: “Un viaje no necesita motivos. No tarda en demostrar que se basta a sí mismo. Crees que vas a hacer un viaje, pero enseguida el viaje es el que te hace, o te deshace”. los caminos del mundoCon semejante inicio creo que es suficiente aliciente para dejarse llevar y naufragar en la aventura que tenemos por delante. Y es que el destino quizá es lo de menos y lo que verdaderamente importa  es lo que nos encontraremos en los caminos del mundo.

La presente obra es considerada por muchos como un auténtico libro de referencia en el género de la literatura de viajes. Al igual que tantas joyas de la temática viajera, desgraciadamente ha caído en el olvido y es una obra descatalogada. La suerte me llevó a encontrarlo, casualmente ( o no) en una preciosa librería café como es “La Fugitiva” de Madrid, un lugar por cierto que me parece  fetiche, ya que allí también me encontré con el genial libro “Europeos en extinción” que  hace meses reseñé aquí.

Nicolas Bouvier se dirige en coche desde Yugoslavia hasta la frontera con la India y lo hace acompañado por Thierry Vernet. A lo largo de diecisiete meses, y con escasos recursos económicos, ambos se introducen en la vida ordinaria de las gentes que habitan las diversas regiones por las que discurre su viaje. El relato de Bouvier nos lleva a una época en la que se viajaba por el mundo con mochilas a la espalda, en motocicleta, en coches destartalados o simplemente a pie.

El libro es una referencia a los viajes calmados, donde se domina ese lujo  llamado tiempo, estamos ante un libro donde se refleja y reivindica el viajar con lentitud. La mirada de ambos viajeros es pausada y el deambular sin prisas trae consigo  el disfrute del camino y del discurrir plácido de la vida que  va apareciendo a lo largo de tan hermosas tierras.

Balcanes, Turquía,  Persia o Afganistán van siendo atravesadas y descubiertas a través de las gentes, los lugares y los kilómetros que  se van recorriendo , pero también se va evolucionando con lo que va quedando atrás. Ahí tenemos las experiencias y miradas inocentes de dos jovencitos europeos que se lanzan al grand tour desde Europa a Oriente, un viaje que llevaría posteriormente el sello inequívoco del legendario hippie trail.

Hoy cuesta demasiado imaginar y mirar algunos de los territorios por los que transcurre el libro, queda lejano el tiempo en que fueron vistos como un espacio de viaje o aventura, y es que ciudades como Kabul o paisajes como el Indo Kush son territorios cada vez más dominados por la violencia y el fanatismo religioso.

Algunas de las partes del libro y del viaje nos llevan a sentir el mimetismo y la atracción que viven  los viajeros con las tierras que los acogen y reciben con agasajos y cariño. El viajar en automóvil también tiene consigo la inestimable ayuda de mecánicos lugareños que les salvan de más de un aprieto.

Lejanas aventuras que quedan inmortalizadas en libros de viajes memorables, y las páginas que he tenido entre manos es sin duda uno de ellos. Tiempos no muy lejanos en los que el viaje dependía en gran parte de la inocencia de unas gentes lugareñas que sentían al viajero como un ser indefenso y al que había que proteger. Una época romántica y bella  en la que no se buscaban las divisas del extranjero pues apenas existía una industria llamada turismo.

Estamos pues ante una obra imprescindible de la literatura viajera, un viaje que como tantos otros buenos  libros nos lleva a sentir de lleno la pasión por la aventura, las culturas y las gentes que aparecen en los caminos del mundo. Y es que  como en tantas otras cosas de la vida, muchas veces solamente tenemos que  querer y decidirnos a  partir para poder vivir.

Publicado en Viajes | Etiquetado , | 5 comentarios

Monzón. Un viaje al futuro del Océano Índico

TítuloMonzón. Un viaje al futuro del Océano  Índico 

Autor: Robert D. Kaplan

Reseña hecha por: Iván Marcos  @ivanmarcos

La propia entrada de wikipedia define que el océano Índico es uno de los océanos de la Tierra, el tercero más grande por superficie, baña las costas de África del Este, Oriente Medio, Asia del Sur,Sudeste Asiático y Australia. Las económicamente importantes Ruta de la Seda  y rutas comerciales de las especias  fueron bloqueadas por el Imperio Otomano hacía 1453 con la caída del Imperio bizantino. Esto espoleó la exploración y se encontró una nueva ruta marítima alrededor de África , lo que provocó la Era de los Descubrimientosmonzon kaplan

A todo ello se le suma la nueva importancia de Asia a nivel comercial, geopolítico y estratégico. Si bien podemos decir que el siglo XX   fue eminentemente atlántico, parece claro y evidente que el siglo XXI muestra la vitalidad del Océano  Índico y del imparable auge de Asia.

El mar siempre ha sido vital, tanto desde un punto de vista comercial como militar, y ahora el mundo gira alrededor de lo que ocurre en Oriente y en muchos de los territorios que abrazan el  Océano  Índico. Antiguamente se extendieron por las aguas del Índico un gran listado de productos, ideas y religiones, por aquí se expandió el Islam, pero también vinieron los portugueses a cristianizar a la India. Con todo ello,  floreció el comercio con muchos productos de  Oriente que eran muy preciados en Europa , las especias o la seda son dos ejemplos de ello.  Además de los árabes y los portugueses hay que recordar los tiempos en los que  la antigua China  salió a los mares con aquel marino y explorador de nombre Zheng He.

Robert D. Kaplan es probablemente el escritor que mejor mezcla un estilo  característico que va entre la literatura de viajes, el análisis geopolítico y los antecedentes históricos. Leerle es aprender y seguir conociendo el mundo desde una perspectiva global que ayuda a entender el mundo en el que estamos y también en lo que puede deparar el futuro.Hace tiempo ya reseñé aquí otros libros del autor, sus legendarios libros “Viaje a los confines de la tierra” o “Rumbo a Tartaria”.

Como en otros de sus libros, Kaplan nos lleva a la realidad de pisar el terreno , pero también a entender los intereses de las grandes potencias y a concebir esos grandes juegos que tienen lugar en el tablero global. El auge de China y su importancia en el nuevo escenario global marca no pocas partes del libro. China y sus complejas realidades se analizan en el libro, desde lo vital del Estrecho de Malaca en el comercio de mercancias, al imprescindible acopio de recursos energéticos para seguir alimentando a la nueva clase media china. Y entre todo ello las marinas de muchos países, como las de Estados Unidos, con su enorme poderío militar.

El libro nos lleva desde las costas del continente africano hasta las de Indonesia, el Índico  baña a infinidad de países , y en muchos de ellos reina una inestabilidad en la que el Islam es la religión de cientos de millones de personas, desde los desiertos de Omán hasta la tropical Indonesia. La herencia de la colonización inglesa también se hace notar en muchas partes del libro, se viaja con Kaplan a  estados fallidos como Bangladesh o Pakistán, pero también a los aires de esperanza que vienen de Sri Lanka, la India o Birmania.

El mundo alrededor del Índico viene también marcado por el monzón, un hecho meteorológico alrededor del que giran las vidas de cientos de millones de personas y que ha marcado una parte fundamental de dicha parte del mundo. El comercio, las ideas y los descubrimientos de los pasados siglos han estado marcados  aquí por los caprichos del viento, del clima y del mar.

Viajamos  con Kaplan a las fronteras que se definen por  confusos territorios físicos, humanos y geopolíticos. El autor nos ayuda una vez más a comprender el mundo, lo hacemos con la mochila  llena de arena y de kilómetros, pero también de un extraordinario listado de referencias y de bibliografía que nos debe seguir motivando a seguir profundizando en el tema.

Caminamos de nuevo entre la pobreza y el caos de muchas ciudades que aquí son megalópolis, pero también navegamos a través de mares y divisamos la inmensidad del desierto.

El futuro se escribe en el presente y también en el pasado, con Kaplan tenemos un gran conocedor de los caminos del ancho mundo que nos ayuda a entenderlo. Y en definitiva podemos decir que es un viaje y un libro imprescindible para entender el mundo en que vivimos.

Os dejo el vídeo de la extraordinaria conferencia de Kaplan en la  Escuela Naval.

Publicado en Historia | Etiquetado , , , , , , , | 2 comentarios

El Expreso de Rangún, genocidio y otros relatos

Título: El expreso de Rangún, genocidio y otros relatos

Autor: Norman Lewis

Reseña hecha por: Iván Marcos   @ivanmarcos

La escuela británica de escritores de viajes siempre ha sido muy prolífica y probablemente sea la más reconocida de todo el mundo. Algun@s de sus autor@s nos han ido dejando auténticas obras maestras  y durante el pasado siglo XX hay referencias tan excelsas como Patrick Leigh Fermor, Wilfred Thesiger , Norman Lewis, Jan Morris , Rosita Forbes, Colin Thubron, Gertrude Bell,  o el propio Bruce Chatwinexpreso rangun

A pesar de mi pasión por el género de la literatura viajera debo reconocer que tenía pendiente  desde hace años al gran Norman Lewis . Ya se sabe, tienes varios de sus libros en las estanterías de la biblioteca personal o de la pública, pero siempre lo vas postergando hasta que llega un momento que resulta ser el ahora empiezo con ello.

Los amantes de la simbiosis entre literatura y viajes tenemos una gran estima a la Librería Altaïr de Barcelona, tanto su revista como sus colecciones nos han regalado una ingente cantidad de conocimiento del mundo, pero también de nuevos sueños y proyectos. Siempre he disfrutado al pasar por la citada librería, y ahora que vivo en Barcelona acudo varias veces al mes, para buscar libros o simplemente para tomar un café en la agradable compañía de amigos. El calor del lugar mezcla como nadie el  disfrute y la pasión por los libros y la aventura, y siempre con el planeta tierra de fondo. La nueva Colección Heteródoxos de Altaïr guarda algunas joyas literarias que me he prometido ir explorando poco a poco, y que mejor que empezar con el presente libro.

Norman Lewis nos regala un libro precioso de relatos en el que se refleja su pasión y vida como trotamundos.  Los relatos se suceden y nos llevan a lugares tan diversos como fascinantes: Belice, Ibiza, Luang Prabang, Ghana, Brasil , Guatemala, Liberia o Birmania. Entre tanta diversidad de lugares, culturas y situaciones se muestra la excelencia del autor, como viajero y escritor.

La prosa de Lewis es excelsa y tiene la capacidad de hacernos disfrutar y a la vez entender el mundo. A ratos ejerce como mero  observador, otras lo hace como si de un reportero se tratase, pero siempre lo hace con maestría, humildad, conocimiento y una innata elegancia.

Hay situaciones comunes del día a día del lugar, pero hay muchos encuentros con gentes, con animales y con la Historia. Su denuncia con el relato Genocidio llamó la atención de muchos medios alrededor del mundo, aquel texto fue una obra que daba datos del exterminio que  sufrieron muchos indios del Amazonas.

Norman Lewis destila una forma de escribir que hace recordar a muchos grandes reporteros,  su vida de viajero fue complementada con el periodismo  con colaboraciones en medios tan prestigiosos como The New Yorker o The Observer.  Desde la complejidad de Centro América al ambiente relajado de Ibiza, desde la herencia británica en Birmania hasta la diversidad africana.

“No me siento extraño en ningún sitio” nos decía el genial viajero y escritor, quizá es la mejor definición para rendir homenaje al libro y a toda su obra.

Publicado en Viajes | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Polifemo vive al Este

Título: Polifemo vive al Este. Viaje a la trastienda de Europa

Autor: Daniel Pinilla

Reseña hecha por: Iván Marcos  @ivanmarcos

El presente libro es una obra que nos lleva a algunos de los países que formaron aquello que se llamaba el Telón de Acero. El autor huye con ganas de España en busca de la Europa menos conocida. El viaje empieza en los Balcanes y luego lo hace a lugares como Odessa en Ucrania, Grecia, Estambul y finalmente el Cáucaso. También hay espacio para  lugares no reconocidos por la comunidad internacional como Transnistria. Territorios interesantes como pocos y con espacios donde se cruza el conflictivo pasado con un incierto futuro.Polifemo_vive_al_Este_cubierta.pdf_160

Conozco una parte importante de los caminos recorridos por el autor y debo decir que es uno de los mejores viajes históricos y de aventura que uno puede realizar en Europa. Países como Bosnia, Rumania, Macedonia o Bulgaria siguen siendo lugares excepcionales para el viajero independiente. Fronteras, cruce cultural y la sensación de caminar por la Historia es un premio demasiado jugoso para los que decidan aventurarse a hacer un viaje por los citados territorios.

El viaje ( y el libro) de Daniel mezcla momentos brillantes con otros bastante más rutinarios. En mi humilde opinión es algo que ocurre en muchos de los viajes de larga duración. Quizá los mejores momentos del libro son los improvisados, cuando escribe lo que le sale de dentro y se deja llevar por la inocencia de las personas que se encuentra o de los lugares que se conectan con hechos históricos. Los más rutinarios del libro son los que detallan muchas cosas que ocurren en hostales o en su día a día, algo bastante constante por cierto en los viajes de mochilero.

Hay momentos en los que el autor reflexiona sobre el pasado y lo acopla a su propio viaje, algo normal tratándose de una zona donde la historia se siente con salir a la calle. La herencia histórica de décadas bajo el yugo comunista es algo que se siente en muchos de los territorios por los que vamos viajando con Daniel. Los cruces de imperios se sienten en fronteras artificiales, el guerras no demasiado lejanas, pero sobre todo en el enorme cruce cultural del Oriente de Europa.

Allí, en la trastienda de Europa resurgen los ecos y los cruces de caminos entre los viejos imperios. Ya no existen muchas de las fronteras de aquellos países que una vez estuvieron bajo el dominio Austro-Húngaro, Otomano y Ruso. Pero obviamente todavía siguen estando demasiado presentes los ecos del pasado (tanto del lejano como del cercano), y es ahí donde un periodista como Daniel saca la inocencia del viajero que va, mira y escribe en su libreta de notas sobre lo que se encuentra y siente.

El libro nos va llevando a la propia rutina y emoción del viaje, pero también coma los inevitables encuentros inesperados con gentes humildes que aparecen en los caminos, a los choques con la sempiterna burocracia o al inevitable encuentro del autor con su yo más profundo.

Un libro recomendable para viajar por unas regiones tan fascinantes como duras y enigmáticas. Un viaje que nos lleva a reencontrarnos con fantasmas de la propia historia.

Publicado en Viajes | Etiquetado , , , , | Deja un comentario